Opiniones personales. Opiniones ajenas. Mafalda. Otros

lunes, 11 de diciembre de 2017

El saber no ocupa lugar

En varias ocasiones he oído a distintas personas afirmar que la Patrona de España es la Virgen del Pilar. En un error, la Virgen del Pilar es la Patrona de la Hispanidad; para aclarar este error publico aquí el por qué la Patrona de España es la Inmaculada Concepción.

Quiero recordar especialmente el hecho histórico que ha marcado que esta fiesta se celebre precisamente el 8 de diciembre.

El 7 de diciembre de 1585 en Empel, Países Bajos, un Tercio viejo español, rodeado de ingleses y holandeses. La rendición parecía la única salida. El almirante Holak propone a los españoles la rendición con honores conservando armas y estandarte. El maestre del Tercio español responde: "Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos". Ante tal respuesta el almirante Holak abrió los diques de los ríos para inundar el campamento enemigo. Sólo quedó el pequeño monte de Empel donde se refugiaron los españoles. Un soldado del Tercio, cavando una trinchera encuentra una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción. Considerando el hecho como una señal divina, los soldados se encomiendan a la Virgen. Aquella noche un viento completamente inusual e intensamente frío y hace que las aguas del río Mosa se hielen. Entonces los soldados españoles marchando sobre el hielo atacaron a la escuadra enemiga al amanecer del 8 de diciembre y obtuvieron una victoria tan completa que el almirante Holak llegó a decir: "Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro". Desde entonces la Inmaculada Concepción es patrona de los tercios españoles y más tarde de la Infantería.


Comentario: A lo mejor nos vendría bien ponernos todos bajo la protección de la Virgen más que dedicarnos a querer quitar del espacio público los símbolos religiosos.

domingo, 10 de diciembre de 2017

Sexto Aniversario

Hoy hace seis años que "Parada y Fondo" comenzó su andadura. Gracias a todos los que lo habéis hecho posible.

sábado, 9 de diciembre de 2017

La verdad

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

Las vanas pretensiones caen al suelo como las flores. Lo falso no dura mucho.

Son siempre más sinceras las cosas que decimos cuando el ánimo se siente airado que cuando está tranquilo.

No hay hombre de nación alguna que, habiendo tomado a la naturaleza por guía, no pueda llegar a la verdad.

(Cicerón, sobre la verdad)


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Conste que no va con segundas intenciones


Historia del pez descerebrado
Un sabio de la ciencia estudió con gran paciencia
el gregarismo del pez:
(Ya sabéis...Cómo en un banco, ya de frente, ya de flanco,
nadan todos a la vez...)
Quiso el sabio comprobar si puede nadar un pescado:
de cerebro privado y si sabría seguir a nado los giros y los dobleces
de todo el banco de peces...
El pobre arenque-cobaya que sufrió la amputación,
mustio, pálido y tristón y no repuesto del todo,
fue llevado hasta la playa, donde dejan que se vaya
por el agua rica en yodo
Por las aguas cristalinas de aquellas rías gallegas, navegaban las sardinas en apretado cardumen:
Rodearon al pescado que, privado de cacumen, viólas pasar a su lado...
El pez, carente de seso, a los demás no seguía:
De tan tonto y tan espeso, nadaba con embeleso por en medio de la ría... Nadaba con decisión, sin mirar hacia los lados
(Sin cautelas ni cuidados propios de la condición de quien teme a las lubinas...) Y, notando las sardinas en el Pez-Descerebrado
esa falta de cuidado, esa determinación que creyeron valentía...
Le tomaron por su Guía con total admiración:
-¿Que el Sin-Cerebro giraba? -Giraba el banco al completo.
-¿Que el tal se quedaba quieto, en el agua suspendido?
-Pues el banco se paraba, demostrando su respeto
ante pez tan decidido...
Siguiendo al Descerebrado, lo mismo por mar abierto
que en la bocana del puerto repleto de pescadores-
navegaban las sardinas... y hasta los depredadores
-las más voraces lubinas comedoras de pescados-
las miraban extrañados de ver tamaña osadía:
Que su líder no temía ni los puntiagudos dientes
ni las feroces rompientes que tiene la mar bravía...
No temía a los anzuelos ni las redes esquivaba...
El miedo no le paraba, ni le causaba desvelos
acabar en una lata (Y que su pálida plata terminara en un bocata
Y así...sin pena ni gloria, sin que concluya la historia,
terminar mi cuento quiero:
Pero dando por sentado que este Pez Descerebrado
me recuerda a tantos que se erigen en Líderes:

Y
a me dirás lo que opinas, oh, lector y caro amigo:
(Si estás de acuerdo conmigo... o lo estás con las sardinas...)








lunes, 4 de diciembre de 2017

Recordando a San Juan Pablo II

Sobre la paz

"Lo mismo en la época de las lanzas y las espadas que en la era de los cohetes nucleares: la primera víctima es el corazón del hombre"

"Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz si no viene acompañada de equidad, verdad, justicia y solidaridad"

"Los creyentes de todas las religiones, junto con los hombres de buena voluntad, abandonando cualquier forma de intolerancia y discriminación, están llamados a construir la paz"

"No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón"

"¡No matéis! ¡No preparéis a los hombres destrucción y exterminio! ¡Pensad en vuestros hermanos que sufren hambre y miseria! ¡Respetad la libertad y dignidad de cada uno!"

"¡Nunca más la guerra! ¡Nunca más la guerra! Que destruye la vida de los inocentes, que enseña a matar y trastorna igualmente la vida de los que matan, que deja tras de sí un rastro de rencores y odio, y hace más difícil la solución de los problemas que la provocaron"


domingo, 3 de diciembre de 2017

Cuentecillo didáctico

La vasija agrietada

Una cargadora de agua de la China tenía dos grandes vasijas, que colgaban a los extremos de un palo que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente. Desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló a la aguadora diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo, porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.

La vieja aguadora, apesadumbrada, le dijo compasivamente:

"Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino."

Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo del trayecto, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

La aguadora le dijo entonces: "Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino?". "Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado, y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Madre. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza."

Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas, pero debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados.

Uno no deja de reír por hacerse viejo, se hace uno viejo por dejar de reír.


sábado, 2 de diciembre de 2017

Lección

En el siglo XV, en una pequeña aldea cercana a Nüremberg, vivía una familia con varios hijos.Para poner pan en la mesa para todos, el padre trabajaba casi 18 horas diarias en las minas de carbón, y en cualquier otra cosa que se presentara. Dos de sus hijos tenían un sueño: querían dedicarse a la pintura.
Pero sabían que su padre jamás podría enviar a ninguno de ellos a estudiar a la Academia.
Después de muchas noches de conversaciones calladas, los dos hermanos llegaron a un acuerdo.  Lanzarían al aire una moneda, y el perdedor trabajaría en las minas para pagar los estudios al que ganara. Al terminar sus estudios, el ganador pagaría entonces los estudios al que quedara en casa con las ventas de sus obras. Así, los dos hermanos podrían ser artistas.
Lanzaron al aire la moneda un domingo al salir de la Iglesia. 
Uno de ellos, llamado Albrecht Durero ( o Albretch Dürer en alemán) , ganó y se fue a estudiar a Nüremberg. Entonces el otro hermano, Albert, comenzó el peligroso trabajo en las minas, donde permaneció por los próximos cuatro años para sufragar los estudios de su hermano, que desde el primer momento fue toda una sensación en la Academia.
Los grabados de Albretch, sus tallados y sus óleos llegaron a ser mucho mejores que los de muchos de sus profesores, y para el momento de su graduación, ya había comenzado a ganar considerables sumas con las ventas de su arte.
Cuando el joven artista regresó a su aldea, la familia Durero se reunió para una cena festiva en su honor.  Al finalizar la memorable velada, Albretch se puso de pie en su lugar de honor en la mesa, y propuso un brindis por su hermano querido, que tanto se haba sacrificado trabajando en las minas para hacer sus estudios una realidad.  Y dijo: "Ahora, hermano mío, es tu turno. Ahora puedes ir a Nüremberg a perseguir tus sueños, que yo me haré cargo de todos tus gastos".
Todos los ojos se volvieron llenos de expectativa hacia el rincón de la mesa que ocupaba su hermano. Pero este, con el rostro empapado en lágrimas, se puso de pie y dijo suavemente:
 "No, hermano, no puedo ir a Nüremberg. Es muy tarde para mi. Estos cuatro años de trabajo en las minas han destruido mis manos. Cada hueso de mis dedos se ha roto al menos una vez, y la artritis en mi mano derecha ha avanzado tanto que hasta me costó trabajo levantar la copa durante tu brindis. No podría trabajar con delicadas líneas el compás o el pergamino,  y no podrá manejar la pluma ni el pincel. No, hermano, para mí ya es tarde.
Pero soy feliz de que mis manos deformes hayan servido para que las tuyas ahora hayan cumplido su sueño".
 Más de 450 años han pasado desde ese día. Hoy los grabados, óleos, acuarelas, tallas y demás obras de  Albretch Durero pueden ser vistos en museos alrededor de todo el mundo. Pero seguramente usted, como la mayoría de las personas, solo recuerde uno. Seguramente hasta tenga uno en su oficina o en su casa. Es el que un día, para rendir homenaje al sacrificio de su hermano, Albretch Durero dibujó:  las manos maltratadas de su hermano, con las palmas unidas y los dedos apuntando al cielo. Llamó a esta poderosa obra simplemente "Manos", pero el mundo entero abrió de inmediato su corazón a su obra de arte  y se le cambio el nombre a la obra por el de "Manos que oran".
La próxima vez que veas una copia de esta obra, mírala bien.  Y ojalá que sirva para que, cuando te sientas demasiado orgulloso de lo que haces, y muy pagado de ti mismo, recuerdes que en la vida 
 ¡nadie nunca triunfa solo!

Comentario: Menudo ejemplo para nuestra sociedad incapaz a veces de sacrificarse nadie por nadie; cuando tantas familias están peleados por malditas herencias porque se valora más el dinero que la unidad familiar.
Como soy optimista, confío en que alguna vez recapacitemos y rectifiquemos, ¡ojala sea pronto!




miércoles, 29 de noviembre de 2017

Otra buena reflexión

Un agricultor tenía el mejor cultivo de maíz.
Cada año llevaba su maíz a la feria del estado donde le galardonaban.
Un año un periodista lo entrevistó y se enteró de algo interesante acerca de como cultivaba su maíz.
El reportero descubrió que el agricultor compartía su semilla de maíz con sus vecinos.
"Cómo puede darse el lujo de compartir sus mejores semillas de maíz con sus vecinos cuando están entrando en competencia con la suya cada año?
Por qué lo hace señor?" Pregunto el reportero.
El granjero respondió:
"Porque el viento recoge el polen del maíz maduro y lo mezcla de campo en campo.
Si mis vecinos cultivan maíz inferior, la polinización cruzada degradará de manera constante la calidad de mi maíz.
Si quiero cultivar buen maíz debo ayudar a mis vecinos a cultivar maíz bueno también." 
Así es con nuestras vidas...
Los que quieren vivir de manera significativa deben ayudar a enriquecer las vidas de los demás, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca.
Y aquellos que eligen ser felices ayudan a otros a encontrar la felicidad, porque el bienestar de cada uno está ligado al bienestar de todos...
Llámalo poder de la unidad...
Llámalo un principio de éxito...
Dí que es una ley de la vida...

¡¡El hecho es que ninguno de nosotros realmente gana hasta que todos ganamos!!

viernes, 24 de noviembre de 2017

Noticias

Voy a interrumpir durante tres días las actualizaciones de este blog; el motivo es que me voy mañana a Fátima. El lunes reanudamos nuestra cita. Muchas gracias.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Vuelvo a Juan Pablo II

Sobre la libertad

"El verdadero conocimiento y la auténtica libertad se hallan en Jesús. Dejad que Jesús forme parte siempre de vuestra hambre de verdad y justicia, y de vuestro compromiso por el bienestar de vuestros semejantes"

"Solamente la libertad que se somete a la verdad conduce a la persona humana a su verdadero bien. El bien de la persona consiste en estar en la verdad y en realizar la verdad"

"La Iglesia se dirige al hombre en pleno respeto a su libertad; propone, no impone nada; respeta las personas y las culturas, y se detiene ante el sagrario de la conciencia"